¿Vas al día o te organizas la semana?

¡Muy buenos días!

En el post de hoy quiero hablaros sobre las ventajas de la planificación de la semana, en lo que se refiere a tu alimentación. ¿Eres de l@s que van sobre la marcha o dedicas un día semanal a planificar tus menús de la semana?

Al principio, como en todo, es beneficioso establecer un orden y una planificación de tus menús para conseguir adquirir el hábito con éxito. Quizá te robe algo más de tiempo al principio, pero a medida que vayas planificándolos será cada vez más ágil planear tu menú semanal.

10 consejos que no puedes perderte para planificar de forma eficiente:

  1. Empieza por una batería de platos sencilla, con la que te encuentres cómod@ y que te sea fácil adaptarla en tu rutina diaria.
  2. Sigue siempre la norma del PLATO SALUDABLE, es decir, mantén una proporción de alimentos correcta en las comidas y las cenas. Recuerda que la parte más abundante deben ser verduras/hortalizas (un 50% o la mitad de lo que comas) y que el reto debe estar compuesto por una cuarta parte de hidratos de carbono (pasta, pan, arroz, biscote o tostada, patata, quinoa…) y otra cuarta parte de proteicos (carne, pescado, huevos, tofu, seitán, legumbre…).
  3. ¡Ponte metas para innovar! Descubre cada semana una nueva receta y ponla en práctica. Poco a poco irás aumentando la batería de platos y conseguirás una alimentación más variada y atractiva.
  4. Sé precavido ante los imprevistos. ¿Un cambio de plan a última hora? Sin problema, ten siempre alimentos u opciones express saludables para los días en los que (verdaderamente) no hay tiempo para cocinar.
  5. Involucra a los tuyos. Porque la planificación semanal del menú debería formar parte del plan familiar y  resulta divertido que los peques participen en la confección de los platos.
  6. Haz lista de la compra para no dejarte nada. Es la mejor opción para organizar tu despensa y estar preparad@ para el planning semanal.
  7. ¿Te sobra? No hay problema. Puedes confeccionar platos que estén relacionados entre sí, de tal forma que las sobras de uno te sirvan para confeccionar otro, o que algún ingrediente cocinado al principio de semana pueda utilizarse en otro plato de entre semana. Lograrás ahorro y eficiencia.
  8. Guíate por la temporada. Es la mejor opción para ahorrar en tu compra y respetar la temporalidad de los alimentos. Además, será más fácil diseñar los menús y recetas orientándote por los alimentos que corresponden a la estación. Echa un vistazo a los calendarios de temporada de abril y mayo.
  9. ¡Póntelo aún más fácil! Si eres de los que no tiene tiempo ni para peinarse, organízate con detalle y déjate preparado con antelación todo aquello que necesites. Por ejemplo, si tienes pensado preparar platos con huevo duro, hiérvelos todos a principio de semana y mantenlos en refrigeración para el día que necesites (no más de 3 días).
  10. ¡Comparte! Comparte tus ideas, tus recetas, explícaselo a un compañero, muéstrales a tus invitados la riquísima receta que has aprendido a hacer… Esto motiva y te animará a seguir innovando.

Como ves, es bastante sencillo. Todo es ponerse y dedicar un ratito semanal a pensar qué te apetece cocinar la próxima semana. Y para ponértelo más fácil todavía, hoy te regalo estos fabulosos 4 planificadores semanales de menús para que no te falte plantilla.

 

Quiero descargar los planificadores

Deja un comentario