Reto 24h #barefoot Dani Aranda

Dani-Aranda-24hDaniel Aranda pertenece a ese grupo de personas que piensan y saben que no viven solos y aislados, es uno de esos seres que desconocen el egoísmo y que hacen de la solidaridad, la cooperación y la comprensión su estandarte, su bandera. Es de esas personas fundamentales para hacer un mundo mejor y que cuando te las encuentras te das cuenta que a pesar de todo sigue habiendo esperanza para la humanidad. Esta increíble persona en los próximos 5 meses va a realizar el gran reto de su vida, intentando  establecer el Récord Guinness de 24 horas corriendo en cinta descalzo, POR LAS ILUSIONES DE RAUL.

Raúl es un niño con el síndrome de Dravet, una de esas enfermedad es casi desconocidas de las que pocas veces oímos hablar. Es una enfermedad degenerativa que se presenta aproximadamente en 1 de cada 40000 individuos. Fue identificada por la Dra Charlotte Dravet en 1978 y se reconoció como síndrome epiléptico en 1985. Estos niños sufren un pobre desarrollo del lenguaje y de las habilidades motoras, hiperactividad y dificultad para interactuar con otros niños. Problemas de crecimiento, trastornos del sueño, etc son algunos de los problemas pero podéis conocer más en la página web de la asociación Las Ilusiones de Raúl.

Conocí a Dani a través de mi colega de profesión, Jordi Sarola, que nos propuso a Albert Martínez y a mi acompañarle durante este gran “doble reto”. Aquí os dejo enlace a sus respectivas webs:

ADNEEC (Agrupació de Dietistes-Nutricionistes Especialitzats en Esport de Catalunya)

CENDIEF

NUTRIESTIL&ESPORT

CRÓNICA DE LAS 24 HORAS BAREFOOT CANET DE MAR (19 Y 20 DE JULIO 2014 de 19h a 19h):

Han pasado ya algunos días desde que Dani batiera el récord mundial corriendo en cinta descalzo #barefoot y todo el equipo de apoyo todavía sentimos muy de cerca el gran emotivo final. A continuación veréis un vídeo reportaje sobre el reto:

Vía: Carles Pascual

El grupo de dietistas-nutricionistas lo formamos Jordi Sarola, Albert Martínez y yo, Sonia González, y establecimos desde el principio una planificación dietética adaptada. El objetivo era cubrir las necesidades nutricionales a lo largo del reto para evitar cualquier posibilidad de deshidratación o carencia alimentaria – nutricional.

Pasada ya esta gran experiencia, nos encontramos analizando todos los datos recogidos durante el reto, entre los cuales nos centramos en las variaciones de composición corporal (analizada mediante bioimpedancia multifrecuencia y análisis antropométrico siguiendo la normativa ISAK) y en la cantidad y tipo de alimentos y suplementos que Dani consumió en forma líquida, sólida o semisólida a lo largo de las 24 horas.

Dani hizo frente a este gran desafío con aparente facilidad y mantuvo un ritmo constante a lo largo de todo el reto, aunque cabe decir que lo que ha conseguido conlleva muchas horas de entrenamiento, esfuerzo y dedicación, así como una gran capacidad de control físico y mental. La estrategia de planificación dietética y ergonutricional previa al reto ha sido clave, pero fue la estrategia implementada durante el reto y el control por pesada de alimentos y líquidos por hora la que  permitieron a Dani sentirse al 100%  a lo largo de toda la carrera y ser clave en este éxito.

En este post, os explicaremos de forma introductoria cuál fue nuestra propuesta de planificación dietético-nutricional; cuál fue realmente la ingesta de alimentos e hidratación in situ; y cómo todo eso influyó en la composición corporal de Dani hasta el final.

Desde un inicio establecimos una pauta de carga de carbohidratos en función del peso del deportista que ajustamos a 9 gramos por kg de peso y día. Dani realizó esta carga durante los tres días previos al reto sin dificultad y con ello conseguimos elevar la cantidad de glucógeno muscular disponible como combustible.

La comida y merienda previas al reto también fueron ricas en carbohidratos, y aconsejamos realizar una pauta de pre-hidratación aproximadamente una hora antes de empezar.

Es importante resaltar que a pesar que teníamos una planificación dietética teórica inicial, tuvimos que ir readaptándola sobre la marcha y fuimos ajustando el aporte de nutrientes en función de la evolución de Dani, de sus preferencias en cada momento y de su capacidad de asimilación o tolerancia digestiva. Por esa razón, realizamos un registro exhaustivo de todo lo que Dani comió y bebió cada hora, tomando pesos exactos de las cantidades suministradas.

El aporte de alimentos y suplementos fue variado y se adaptó a las preferencias de Dani en todo momento. Preparamos un surtido de alimentos y suplementos ricos en carbohidratos, así como también incluimos algún suplemento ergonutricional para optimizar el rendimiento. En este caso utilizamos un complemento vitamínico líquido del Laboratorio Vitae que suministramos 4 veces durante el reto.
Entre los alimentos más apetecibles para Dani encontramos fruta fresca como la sandía, la manzana o el melón, gominolas, geles deportivos con cafeína, algún trozo de plátano o bollitos de pan de leche con jamón dulce, frutos secos (principalmente nueces) y fruta deshidratada (dátiles y orejones), barritas energéticas naturales (Heronymous) y algún yogur líquido. En las comidas principales optamos por alimentos un poco más consistentes como un bol de sopa con fideos y clara de huevo, o fideos y arroz con clara de huevo.

La pauta de hidratación fue buena a lo largo de todo el reto. Dani disponía de dos bidones distintos que nosotros tres íbamos reponiendo de forma constante. Para uno de ellos seleccionamos un preparado en polvo rico en carbohidratos con sabor naranja que fuimos pesando y mezclando cada vez. Para el otro, seleccionamos una bebida isotónica un poco más concentrada en sales y de sabor más neutro, que permitió asegurar el aporte de sodio y variar sabor de bebida para evitar rechazo por saturación al dulce.

Utilizamos agua fresca (10-12ºC) para los bidones e íbamos descartando aquellos que se recalentaban demasiado. La temperatura del local fue fresca a lo largo de las 24 horas (21 – 22 grados de media) y esto ayudó a optimizar la termorregulación del deportista.

Por lo que se refiere a las variaciones de composición corporal que sufrió Daniel, hay que decir que durante las 24h, estuvieron dentro de unos rangos aceptables, ya que las pruebas que hicimos a lo largo del reto mediante bioimpedancia multifrecuencia, pliegues y peso nos fueron de gran ayuda para saber que alimentos y líquidos eran necesarios para garantizar un buen estado a nivel celular, evitando así desequilibrios de agua intracelular (AIC) y agua extracelular (AEC).

Esperamos en breve poder compartir con todos ustedes más datos sobre esta experiencia inolvidable que vivimos la semana pasada todo el equipo de dietistas-nutricionistas junto con Daniel Aranda y toda la gente que le estuvo siguiendo.

Si quieres saber más sobre los retos de Dani y sobre Las Ilusiones de Raúl:

Reto 15 horas corriendo en cinta descalzo

Las Ilusiones de Raúl

www.danielarandasanchez.com

Post escrito en colaboración con Jordi Sarola y Albert Martínez.

Deja un comentario